Xbox One vs. Ps4, una batalla que acaba de empezar

Se acerca el fin de año y con él uno de los momentos  más esperados para los amantes de los videojuegos, el lanzamiento de las nuevas consolas next-gen. Al igual que en tiempos pasados, dos son los contendientes en esta particular batalla: la Xbox One de Microsoft  y la PS4 de Sony y uno sólo el objetivo: ganarse el favor de la mayoría de los players. Pero…  ¿qué nos ofrece cada una de ellas?, ¿en qué se parecen?, ¿cuáles son sus diferencias?, ¿merece la pena adquirirla o quizá sea mejor seguir explotando a sus predecesoras?. Desde Reestrenando os damos todas las claves.

Xbox one VS PS4

Xbox one VS PS4

¿Sólo para jugar? 

Lejos quedan aquellos momentos en los que las consolas eran utilizadas exclusivamente para jugar y quedaban escondidas en un rincón de una habitación. Las ya conocidas 360 y PS3 dieron un gran salto hacia delante pero las next-gen van aún más allá y nos ofrecen una amplia oferta de servicios de video y televisión. Eso sí con diferentes apreciaciones.

Xbox One ha sido concebida para el entretenimiento total. Tanto es así que Microsoft ha apostado por un concepto revolucionario de consola que incluye como puntales básicos el acceso a contenidos multimedia, la interacción social entre jugadores, la inclusión de la entrada HDMI (que permitirá conectar con el TDT) e, incluso algo a priori tan sencillo como la reproducción MP3 y de CD´s de audio (algo que la PS4 no permite de lanzamiento).

Por su parte, Sony apuesta por un concepto más conservador y su principal objetivo es el videojuego pero sin descuidar la oferta de compra y alquiler de contenidos vía la tienda PSN ni tampoco el componente social. De hecho en el nuevo DualShock incluye un renovado botón Share que nos permitirá en un solo toque compartir nuestras partidas.

 

PS4 vs Xbox One_RE
PS4 vs Xbox One_RE

Hardware muy similar 

Uno de los elementos determinantes a la hora de analizar las posibilidades que nos puede proporcionar  una consola es su hardware.  Lo primero a tener en cuenta es el microprocesador o CPU, es decir, el corazón del sistema. Y ambas se desarrollan con el mismo, el  denominado AMD Jaguar. Además, PS4 utiliza 8 GB de memoria RAM GDDR5, utilizado en tarjetas gráficas, frente a los 8 GB DDR3 de Xbox One, similar a los de los ordenadores. Sin embargo, las diferencias más notables  vienen en el ancho de banda: 176 frente a 68,3 GB/s, algo que Microsoft asegura haber solucionado añadiendo 32 MB de memoria ESRAM , en forma de caché de la RAM, y que puede alcanzar los 200 GB/s. También, el procesador gráfico es igualmente similar: misma base de desarrollo y mismo resultado, es decir, gráficos medios para potentes consolas de nueva generación.

 

Mandos de ambas consolas_RE
Mandos de ambas consolas_RE

Posibilidad de una segunda pantalla

La tendencia iniciada por WII-U de incluir la posibilidad de una segunda pantalla ha sido tomada tanto por Microsoft como por Sony. Así, Xbox One cuenta SmartGlass, una aplicación móvil  que convierte a cualquier tablet o smartphone en una extensión de la consola para la totalidad de posibilidades de la misma (juegos, tv, etc). Por su parte, PS4 además de incluir una aplicación similar pone a disposición de los jugadores la utilización de la PS Vita como segunda pantalla real pudiendo disfrutar del juego de la PS4 en la pantalla de la pequeña de la familia.

Distintas consolas_RE
Distintas consolas_RE

¿Comprar ya o seguir jugando a la Xbox 360 y a la PS3?

Una vez repasadas las principales características y novedades de las nuevas Next-gen, y su más que aparente igualdad de capacidades técnicas y posibilidades, sólo queda decidir si damos el salto definitivo a estas potentes consolas, a alguna de ellas o simplemente seguir disfrutando de las que ya teníamos en nuestras manos.

Y aquí es donde la subjetividad llega a su máxima expresión y la decisión final dependerá de lo que cada player desee en cada momento. Si deseas progresar, no lo dudes, pon sobre la mesa los 499 euros que cuesta la One o los 399 de PS4 y hazte con alguna de ellas. No te defraudarán. Eso sí, ten en cuenta que las grandes sagas y nombres todavía no han dado el salto de momento pero lo harán en breve.

Pero si lo que deseas es simplemente seguir disfrutando y jugando con los grandes títulos en tu Xbox 360 o tu PS3, espera, no compres todavía, ten paciencia. Dentro de poco llegará el tiempo para hacerlo con todas las garantías.

Y si eres de los pocos rezagados que siguen con las clásicas Xbox y PS2. ¡Ya es hora de dar el salto! Grandes momentos y nuevas experiencias te esperan.

 

(Si quieres vender o comprar una videoconsola, pincha aquí)

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *