Archivo de la etiqueta: objetivos segunda mano-fotografía-teleobjetivo-angular-reflex-dslr-retrato-

Objetivos de cámaras de película en la era digital

La respuesta es “sí y mucho”. Y la pregunta : ¿Merecen la pena hoy en día los viejos objetivos manuales de las cámaras fotográficas de película?
Por varias razones. Y no siempre en este orden. Son verdaderas maravillas mecánicas y ópticas, objetos hermosos y evocadores. Y sobre todo se pueden usar fácilmente con las nuevas cámaras digitales con grandes resultados en cuanto calidad y aprendizaje de los fundamentos de la fotografía. Lo que a continuación explico puede resultar un poco lioso, pero la buena noticia es que está todo superado y ahora hay vía libre para utilizar los objetivos del abuelo. Si quieres puedes saltarte el punto 1 y seguir por el 2, porque los problemas planteados en el primero ya no existen.

Objetivo Takumar con adaptador para cámaras micro 4/3

1. ¿Se pueden usar en todas las cámaras digitales?

Marcas como Nikon o Pentax han mantenido desde hace mucho tiempo la montura, es decir el mecanismo para unir objetivo y cámara, y la llamada distancia de registro o distancia focal de brida. En estas marcas  se pueden seguir montando los antiguos objetivos manuales de sus sistemas con algunas excepciones. Naturalmente esos objetivos clásicos tienen que estar dotados de anillos para modificar el punto de enfoque y el diafragma. Hay que hacerlo a mano y es complicado enfocar con los visores de las reflex digitales que no están diseñados para esa tarea.

Otros objetivos manuales no se podían utilizar, salvo con adaptadores de montura, pero siempre y cuando la distancia de registro de la cámara para la que estaban hechos fuera inferior a la de la cámara digital en la que nos proponíamos montarlos. De lo contrario no tendríamos espacio para colocar en medio el adaptador de montura, por muy delgado que este fuera, y no se cumplirían los requisitos de la configuración óptica.

Había objetivos como los de montura de rosca m42 que procedían de cámaras con un distancia de registro amplia  lo que les hacía candidatos a ser adaptados en casi todas las reflex digitales. Pero otros, sobre todo los viejos Canon FD, estaban fabricados para un sistema con una distancia de brida corta y no se podían acoplar a ninguna cámara digital, salvo con complicados adaptadores con lentes que empeoraban su calidad inicial.

Diafragma objetivo manual
Diafragma objetivo manual

2. Las cámaras sin espejo de objetivos intercambiables

han cambiado totalmente el panorama. La ausencia de espejo en la configuración de las máquinas ha posibilitado que sean muy delgadas y por lo tanto tengan una distancia de registro corta. Eso quiere decir que pueden funcionar con los viejos objetivos manuales a la perfección. Que prácticamente cualquiera de ellos se pueda acoplar mediante unos sencillos adaptadores que logran conectar la montura de la cámara con la del objetivo al tiempo que, gracias a su longitud variable según marca de la lente a instalar, logran simular la distancia focal original.

Caja de la Leica M3

Pero además han traído otras ventajas. Tanto en el visor, las que disponen de él, como en la pantalla LCD es posible ampliar la imagen para enfocar y en, las de la serie Nex de Sony,  hay un complemento llamado “focus peaking” que cuando está activado nos muestra  una sombra de color (hay varios a elegir) sobre la zona que resultará nítida en la instantánea.

De esta forma se pueden volver a utilizar viejos objetivos Canon FD, otros de monturas que ya no fabrican cámara como los Konica Hexanon, o incluso los pequeños para cine de 16mm. Prácticamente todos, repito.

Las primeras cámaras de este estilo fueron las micro 4/3 de Olympus y Panasonic. Luego vinieron las Samsung NX y Sony Nex con sensores ASP-C y después todas las demás marcas. Algunas sin espejo como las Nikon o Pentax tienen el sensor demasiado pequeño para que resulte interesante utilizar los objetivos manuales, pero también se pueden usar siempre y cuando exista el correspondiente adaptador.

Cámara Nex y Objetivo Takumar: platillos volantes

El factor recorte del sensor

Hay que tener en cuenta una cosa importante, el factor del recorte del sensor, llamado por otros de ampliación. La mayoría de los objetivos clásicos, los más comunes, estaban diseñados para unas cámaras cuya superficie sensible a la luz era de 24×36 milímetros. Estamos hablando del negativo. Las primeras cámaras sin espejo, las micro 4/3, tenían un sensor justo la mitad de grande,  el ángulo de visión de la imagen que nos llega a través de un objetivo clásico  es justo la mitad.  Por eso se dice que es un x2, es decir, que el ángulo de visión de un objetivo 50mm  pasa a ser el equivalente a un 100mm. No es que el objetivo se convierta en un 100mm, es sólo su ángulo de visión equivalente. Tampoco nos sirve la escala para determinar la profundidad de campo que suelen traer los viejos objetivos. Si queremos una aproximación calculamos como si estuviéramos cerrando el diafragma dos pasos más que lo que estamos haciendo en realidad.
Pero hay otros tamaños entre los sensores de las cámaras sin espejo, están los APS-C las Nex de Sony o las Samsung, para los que la multiplicación de la focal sería por 1,5 en cuanto a ángulo de visión. Las sin espejo de Nikon, con su modelos del sistema 1, J1, V1, etc, cuenta con un sensor de 13.2 x 8.8mm, por lo que el factor de ampliación o recorte sería de 2,7. A finales de 2013, Sony sacó un nuevo sitema, con montura también E como las Nex, pero cuyo sensor tiene las mismas dimensiones que los antiguos negativos, por lo que no hay factor de recorte o ampliación. Son las Sony A7 y  A7R.

 

Speed Booster

Como me han recordado después de escribir este artículo, hay un adaptador especial que rompe estas reglas. Se llama Speed Booster de Metabones  y multiplica el ángulo de visión de los objetivos para película en sensores más pequeños por 0,71. También aumenta el valor de la exposición en un paso aproximadamente. Las pruebas parecen acreditar que incluso mejora la nitidez en el centro a cambio de empeorarla en los bordes. Está disponible para monturas micro 4/3 y  Nex. 

De esta forma, si tienes un 50mm clásico se comportará en cuanto ángulo de visión como un 50 en una Nex.  Si tienes  dos cámaras, una micro 4/3 y una Nex, poniendo y quitando el adaptador para sustituirlo por uno normal puedes contar con el ángulo equivalente a 50mm,  75mm y 100mm.  Naturalmente son cuestiones que parecen desafiar las leyes de la óptica y que tienen sus discusiones.

Con estos consejos y alguno más que está por venir, es momento de rebuscar en los baúles, visitar rastros o, en la era de Internet, revisar de vez en cuando páginas como www.reestrenando.es  para iniciarse en la afición. Los objetivos manuales, además de su acreditada calidad,  suelen tener otra ventaja, son mucho más baratos y ecológicos, nos valen los ya fabricados hace muchos años.

Por @Socrateson

Enlaces de interés

Consejos para utilizar objetivos clásicos adaptados

Enlaces a tipos de objetivos y monturas objetivos clásicos

Discusión sobre el Speed Booster