Archivo de la etiqueta: formato medio

Cámara de Formato Medio con película instantánea…

Los aficionados al formato medio podrían estar de enhorabuena si no fuera por la calidad de la cámara y  la óptica  en sí, así como los rudimentarios controles  para la exposición. ¿Pero a quién no le gusta jugar?

Cámara Belair de formato medio película instantántea
Visto en http://shop.lomography.com/gb/belair-instant-back

Otro invento de la lomografía, a la cámara Belair X de formato medio le han fabricado un chasis para película instantánea que puede utilizar el Fuji Instax Wide Film.  El módulo se puede retirar y seguir usando las película de 120 en tamaño 6×12.

¿Pero qué ventaja tiene frente a otras cámaras instantáneas? Pues que con este artilugio se  pueden hacer doble exposiciones, exposiciones largas, intercambiar objetivos y utilizar el flash.

El único problema es la falta de calidad de los objetivos de la cámara, algo que no nos debería importar si sólo queremos experimentar y divertirnos. Sin duda, este tipo de iniciativa pueden ayudar a que la fotografía de película siga viva, sobre todo la de formato medio, siempre y cuando a los aficionados el gusanillo les haga llegar hasta alguna cámara más seria. Es  lo “in” y contra eso poco podemos hacer. Sólo animar a los que por aquí empiezan que lleguen un poco más allá.

Y ciertamente se pueden hacer cosas divertidas, como un carrusel de fotos

Enlaces interesantes

Belair chasis instántáneo

Cámara Belair X

Por @Socrateson

Kodak Medalist, una cámara de la II Guerra Mundial apodada el tanque

 

Kodak Medalist en Camera Comics
Visto en https://archive.org/stream/CameraComics003C2cJvj-narfstar1944/Camera_Comics_003_c2c_JVJ_narfstar_1944

Si alguien piensa que su cámara es robusta es que no ha tenido entre sus manos una Kodak Medalist de formato medio fabricada a principio de la década de los 40 en EEUU. No es que sea aparatosa, que no lo es, pero la apodaban el tanque. Y no por su peso de 1.375 gramos, sino por su construcción en aluminio y su dureza. De hecho fue usada por los fotógrafos estadounidenses en la II Guerra Mundial. En el número 3 de Camera Comics, publicación de entre 1944 y  1946 y donde los fotógrafos eran héroes, se ve como el personaje Linda Lens golpea un soldado nazi con una cámara que por su diseño podemos afirmar que es la Medalist I . Es sólo un comic, pero nos puede dar idea de cómo estaba considerada.

Pero otros, en cambio, a la la Kodak Medalist la llamaban la Leica americana. Y esto tenía que ver con su calidad de imagen,  de la que aún hoy en día nos podemos sorprender.

 

Kodak Medalist II
Colin Poellot CC http://www.flickr.com/photos/78231096@N00/8150543400/in/photolist-dqeEAm-9oUYmm-8ViyDk-8VCo7J-aitDVW-aitEw5-aitEEN-aitEjo-aiqSyM-7LDkdc-7LEVRS-fSAQMa-fSC93x-fSAMsL-fSAUsr-fSASab-fSARTZ-aj4oXo-doeKGN-eMRuzY-hcp6HE-hcoVNs-dUZ28k-9hBTdw-fQjMHN-9XSxAL-fQ3c1t-fQ3dcn-fQ3mHi-fQ3kUM-doRHKm-doRGAo-9XPEyi-eNjnHR-eNvBX5-eNvGtw-aeoV2w-bsBRZL-bsBS6f-bFwJzv-bFwJtv-eNvJ5d-aiqTS4-fgM6xJ-fgwRaX-fgM7XY-fgM5W3-eR9ibu-eVk7jW-eVk7dL-eV8J2T
Colin Poellot CC http://www.flickr.com/photos/78231096@N00/8150543400/in/photolist-dqeEAm-9oUYmm-8ViyDk-8VCo7J-aitDVW-aitEw5-aitEEN-aitEjo-aiqSyM-7LDkdc-7LEVRS-fSAQMa-fSC93x-fSAMsL-fSAUsr-fSASab-fSARTZ-aj4oXo-doeKGN-eMRuzY-hcp6HE-hcoVNs-dUZ28k-9hBTdw-fQjMHN-9XSxAL-fQ3c1t-fQ3dcn-fQ3mHi-fQ3kUM-doRHKm-doRGAo-9XPEyi-eNjnHR-eNvBX5-eNvGtw-aeoV2w-bsBRZL-bsBS6f-bFwJzv-bFwJtv-eNvJ5d-aiqTS4-fgM6xJ-fgwRaX-fgM7XY-fgM5W3-eR9ibu-eVk7jW-eVk7dL-eV8J2T

 Está equipada con un objetivo Ektar 100mm f3,5 de cinco elementos, inscrito en la serie más profesional de la marca. Destaca por su definición y buena captación del color, incluso para lo que hoy podemos esperar de una cámara. Dispone de un obturador Kodak Supermatic 2, con una velocidad de obturación máxima de 1/400, cifra esta sí muy por debajo de lo que se puede conseguir actualmente. El enfoque telemétrico se ajusta con un llamativo aro helicolidal que más parece el parachoques del objetivo. Para enfocar y encuadrar, característica muy especial, dispone de dos visores distintos, situados uno sobre el otro.  Subiendo o bajando el ojo se puede obtener así una visión del conjunto o una ampliada para dar con la distancia adecuada.

El modelo Medalist II de 1946 contaba ya con sincronización para flash y su obturador pasó a denominarse Flash Supermatic, mientras el objetivo cambiaba de color negro a cromado. La cámara es peculiar desde en el mecanismo para mostrar la escala de profundidad de campo hasta el hecho de que el objetivo es retráctil. Pero esta llena de curiosidades.

Diseño Kodak Medalist

Visto en http://www.pbase.com/tomrok/image/92205949/original%C3%A7

Las forma de apañarse con película 120

Como su predecesora, la Medalist II es una cámara de formato medio 6×9, pero para película 620 hoy muy difícil de encontrar. Lo que sí se puede hacer fácilmente es adaptar la cámara a los rollos de película de 120, bien de forma casera o algo más profesional intentándolo en un taller. Pero también se puede cargar directamente la película con distintos trucos. La verdad es que las soluciones abundan en Internet. Aquí sólo vamos a ver dos de ellas, la de apariencia más normal y la que nos parece más fácil y divertida. ¿Cuál es cual?

Un par de aclaraciones. El primer método hay que llevarlo a cabo en un cuarto oscuro, por su puesto. Y el segundo no funciona exactamente con todas las cámaras de película 620. Parece que algunas hay que pasarles  además un papel de lija.

Aún otra cosa, si se encuentran los complementos correspondientes,  la Medalist puede funcionar con placas y negativos sueltos.

Robustez y calidad fotográfica en la Kodak Medalist

 

Coche con Kodak Medalist
Colin Poellot CC http://www.flickr.com/photos/colinpoe/6864742624/

 

Tren con Kodak Medalist
Colin Poellot CC http://www.flickr.com/photos/78231096@N00/4977631653/in/photolist-8zREtp

 Nos faltaban un par de buenas fotos de los muchos ejemplos que se pueden encontrar en la red. Ya hemos dicho que la cámara fue utilizada inicialmente durante la II Guerra Mundial y contaba incluso con un manual militar. Por lo que he podido ver, sobre todo en misiones de observación aérea. Aunque no me extrañaría como se veía en el Camera Comics de arriba que algún fotógrafo la utilizara como arma defensiva contra los nazis.

También era muy utilizada entre los paisajistas y como ya mencionamos en la entrada sobre el formato medio, era una de las cámaras preferidas para esta temática por Laura Gilpin.

Pero también resultó ser un objeto sofisticado con el que ilustrar la vida americana en Life Magazine. Por eso no es de extrañar tampoco que una fotográfica de la actriz británica Kay Kendall simulando tomar un fotografía con ella, valga hoy en día casi tanto como la cámara.

Subasta Foto

 

Referencias en inglés

http://www.ebay.com/gds/KODAK-MEDALIST-II-THE-AMERICAN-LEICA-/10000000002350522/g.html

http://www.bnphoto.org/bnphoto/KodakMedalist.htm
Por@Socrateson

Posdata
Por cierto, el que quiera leer el Camera Comic número 3, aquí lo tiene .

Fotografía de formato medio

Lo que antes les parecía pequeño, ahora nos parece grande, casi completo. Pero algunos siguen prefiriendo aquellos tamaños por aquello de que al menos en algunas cuestiones, burro grande ande o no ande. Cierto que lo importante es el fotógrafo. Pero hay cosas que sólo se pueden conseguir con determinadas técnicas y materiales. Cuanto menos, poco se podrá discutir que lo conseguido por la fotógrafa callejera Vivian Maier y su vieja Rolleiflex es difícil de superar. Ojo, de estas imágenes sólo se supo después de ella fallecer. Vivian Maier era sólo una aficionada.

Tamaños de película fotográfica

Tradicionalmente, la fotografía de película se dividía en tres tamaños de negativo: 35mm, formato medio, y de gran formato.
El tamaño de los negativos usados en las cámaras de 35mm, que era el más pequeño de los tres, es de 24x36mm. Ahora si nos encontramos con una cámara con un sensor de ese tamaño la llamamos popularmente (no sé sabe por qué motivo y parece que no hay razón) formato completo o en inglés “full frame”. Y es el tamaño de sensor más grande de la fotografía digital actual, salvo algunos casos donde los profesionales de estudio siguen apostando por el formato medio digital.
El gran formato no utiliza carretes, sino hojas individuales cortadas a distintos tamaños: 6.5×9, 9×12, 10×15, si hablamos en centímetros, y 4×5, 5×7 u 8×10 si lo hacemos en pulgadas.
El formato medio utiliza película en rollos con un ancho de unos 61 milímetros, disponibles en dos longitudes diferentes: 120 y 220. Lo normal es que cada cámara sólo admita una longitud. El carrete fue creado a principios de siglo por Kodak para su cámara de fuelle Kodak Folding Pocket. No hay que confundirlo con el medio formato, nombre que deberíamos reservar para el sistema que efectuaba exposiciones de 18x24mm.

Fotogafía de formato medio

Parece una locura de profesional seguir utilizando este formato porque las modernas cámaras digitales con esos sensores son muy caras. Pero la buena noticia es que las viejas cámaras de película 120 estaban hechas para durar y muchas siguen funcionando. Su precio naturalmente es muy inferior y podemos encontrar buenos saldos.
Son ideales por supuesto para situaciones tranquilas, estudio, retratos, pero hay muchas cámaras de formato medio distintas y cada una puede cubrir una necesidad.

Antes de entrar en más consideraciones técnicas, un descansado para apreciar lo que algunos aficionados pueden conseguir con estas cámaras. Si no te interesan las siguientes fotografías para qué vas a seguir.

Rolleiflex SLX
Licencia Atribución CC por pagail http://www.flickr.com/photos/pagail/5417678405/
Rolleiflex 2.8e Rollienar III
Licencia Atribución CC patrickMphotography

Tamaño de los negativos formato medio

Se supone que al ser de mayor tamaño los negativos que en las películas de 35mm, o mayores sensores en las cámaras digitales, la fotografía de formato medio puede conseguir más calidad, más detalles, menos ruido,  puesto que para una copia final de un tamaño determinado habrá que ampliar menos el original.

Pero qué tamaño tienen los negativos. Ya hemos dicho que hay dos longitudes para el carrete, 120 y 220. Eso no va a determinar el tamaño. La altura siempre es la misma, 6,1 centímetros. Eso determina parte del tamaño. Pero falta el otro factor multiplicador. Y es que se trata de rollos de material fotosensible continuo y son las cámaras las que determinan la anchura de cada negativo.
Si restamos un centímetro para el borde de la imagen tendremos que con el mismo carrete podremos obtener negativos de cuatro tamaños típicos 6×4.5, 6×6, 6×7 y 6×9. Cada cámara produce normalmente uno sólo de los tamaños. Hablamos siempre de centímetros, no como en el caso de las reflex de paso universal que consiguen negativos de 24×36 milímetros, es decir,  2,4×3,6 centímetros.

Superficie negativo según formatos
Superficie negativo según formatos

 

Por eso el número de fotos que podemos hacer con cada carrete varía. El 6×6, por ejemplo, consigue 12 fotografías con un rollo de película de 120. Y el 6×7, 10.

Tipos de cámaras formato medio

Si se trata de una cámara Mamiya o Pentax 645 sabremos que “recortará” la película en negativos de 6×4,5, que es el menor de los utilizados.
Cuando hablamos de cámaras para película 6×6 queremos decir que la impresión que dejan sobre el negativo es de ese tamaño cuadrado, quizás el más frecuente de los utilizados. Suponen una mirada distinta a la habitual por su relación de aspecto poco usual. Hay que repensar muchas cosas de la fotografía. Hasselblad y Rollei usan este tamaño.
Según vamos avanzando en el tamaño de los negativos, lo hacemos en el porte de las cámaras, algo que parece pesar demasiado negativamente hoy en día. Pero en el tamaño 6×9, por ejemplo, está la Kodak Medalist estadounidense (pesada pero reducida de tamaño y que utiliza película 120 pero enrollada en un tipo de bobina distinta por lo que se llama película 620) o la Super Ikonta que pueden ser manejables.

Kodak Medalist
Licenia CC Nessterhttp://www.flickr.com/photos/nesster/5181567058/

Eran muy populares antiguamente porque permitían realizar impresiones por contacto con un tamaño ya aceptable. Y si Laura Gilpin puede manejar una Kodak Medalist, cualquiera puede.

Pero el tamaño de los negativos es sólo una de las características de las cámaras de formato medio. La variedad de formas y sistemas nos puede abrumar.
Hay cámaras TRL como las Rollei, de objetivos gemelos, uno sin diafragma para ser usado como visor. Las hay de fuelle, como la Super Ikonta. Tenemos también otros modelos monoculares similares a las reflex de 35mm, aunque con el visor orientado hacia arriba como las Hasselblad o las Bronica. Las hay también telemétricas (el método que utilizan las Leica para enfocar) como las Mamiya 6 y Mamiya 7, o la Kodak Medalist ya mencionada. Incluso telémetricas que tienen óptica fija no intercambiable como la Fujifilm GW690.

Distancia focales en formato medio

Hoy en día estamos acostumbrados a mencionar factores de multiplicación para definir qué distancia focal y ángulo de visión consecuente tiene cada objetivo dependiendo en la cámara en que se monte. Resulta que el tamaño de sensor o película de 24x36mm es el estándar que define esos datos. Se dice que un objetivo de 50mm es el normal y se multiplica por 1 en cuanto a ángulo de visión si se coloca en una cámara reflex de las llamadas “Full Frame”, es decir de las que tienen el mencionado tamaño de superficie como sensor o negativo. En cambio si se adapta a una cámara micro 4/3, con el sensor la mitad de grande, se dice que se multiplica por 2.
En formato medio, el objetivo equivalente al normal (el 50mm) sería un 80mm si hablamos en un tamaño de 6×6. Un 28mm se correspondería con un 45mm, y un 85mm con un 150mm.

Peculiaridades del formato medio

Como hay decenas de modelos distintos, no es de extrañar que nos encontremos con muchas peculiaridades en las cámaras de formato medio de película. Puede ser que no estén dotadas de medición de luz, por lo que tengamos que hacernos con un exposímetro o algún otro sistema de ayuda si no tenemos buen ojo.
Otra cosa que puede despistarnos es que muchas cámaras carecen de pentaprisma, por lo que vemos a la izquierda lo que está en realidad a la derecha y viceversa. En las binoculares hay además un error de paralelaje.

Cámara Rolleiflex Tele
Cámara Rolleiflex Tele

La apertura máxima de los objetivos suele ser modesta comparada con sus competidores en 35mm. Son por lo tanto menos luminosos, aunque es fácil conseguir desenfoques de fondo gracias a su mayor longitud focal.
También hay diferencias que hacen traen ventajas a estas cámaras, como el hecho de que los obturadores son centrales, es decir, se encuentran dentro del propio objetivo, lo que resulta útil para poder sincronizar a cualquier velocidad los flashes.
Hay modelos, además, de construcción modular. Se pueden acoplar entre otras partes distintos chasis donde tendremos películas de diferentes sensibilidades, marcas o color y blanco negro que pueden ser retiradas sin haber terminado el carrete.
En la sección de cámaras de película de  Reestrenando podemos encontrar unos cuantos modelos interesantes. Sólo queda atreverse.

Por @Socrateson